Hace ya un tercio de año que no escribía en mi blog, no porque ya no me guste, sino porque últimamente he tenido menos tiempo que de costumbre. Pareciera que el tiempo confabula en mi contra para pasar más rápido de lo que estoy dispuesto a asimilar. Pero al final de cuentas, eso realmente no importa, pues con los apuros y los pendientes que han estado embargando mi vida, lo de menos es el tiempo para preocuparme por cosas como éstas. Simples frivolidades atrás de mi, que si bien no me gustan, no me molestan en absoluto. Hay que ser muy insensible para poder omitir este tipo de cosas. Pero en fin.

Hoy ya hace una semana que he terminado el penúltimo bloque del cuatrimestre que estoy cursando en mi carrera de diseño. Para mi desagrado, pasó igual o más rápido que otros meses, dejando una de mis materias favoritas atrás de mi, y según dijo la maestra que imparte la clase, sin posibilidades de verla más adelante en el plan de estudios. Pero bueno. Lo que si me ha gustado mucho es que, como proyecto final, nos ha encargado elaborar un ensayo de algún libro de literatura hispanoamericana, y por propia recomendación de ella, escogí “Cien años de Soledad” de Gabriel García Márquez. La verdad es que he quedado muy complacido con mi trabajo. Aquí postearé algunos de mis fragmentos favoritos :)

El libro “Cien Años de Soledad” nos relata de una forma muy peculiar los poco comunes acontecimientos de esta familia. Bañado con un estilo de realismo mágico, atrapa al lector en un mundo conocido y al mismo tiempo, completamente diferente; narrando la historia del crecimiento y evolución no solo de la familia, sino del mismo pueblo en el que viven, Macondo.

Cabe destacar que, a pesar de que la historia se lleva a cabo en un mundo paralelo, las vivencias de los personajes no son para nada desconocidas, tratando temas como la corrupción, el delirio de poder, el amor y desamor, la busca de grandeza, del conocimiento y muchos otros; asimismo, con la ingeniosa forma de escribir de su autor, no solo sirve para llenar de intriga el texto, sino que en algunas ocasiones, llega a confundir al lector al punto de tener que regresar unas páginas para ver la transición de tiempos y lugares que son poco claros.

[…]

Y cómo podría un libro como éste no llamar la atención de cualquiera. Lleno de personajes inolvidables, tan diferentes entre sí, tan parecidos a nosotros; sin embargo, aun con toda la magnificencia de cada uno de ellos, es un tanto confuso seguir el hilo de la lectura con la aparente imposibilidad de elegir otro nombre que no sea “José, Aureliano o Arcadio”. En determinado momento es necesario regresar una buena cantidad de páginas para recordar quién es quién, y no sólo por la incesante repetición de nombres, sino porque pareciera que cada uno de los varones de la familia tiene que pasar por la iniciación de copular con la misma mujer que algún hermano, tío o algún otro familiar.

“Aparecen en ella, según el orden cronológico de su nacimiento, los Buendía, llamados todos los hombres José Arcadio o Aureliano, para desesperación e irritación de los lectores perezosos; e su mujeres, Úrsula, Amaranta, Remedios, Rebeca, Remedios, la bella, Pilar Ternera, Santa Sofía de la Piedad, Fernanda del Carpio, Renata, Meme, Amaranta Úrsula […] La ambigüedad de los nombres masculinos es sólo una de las múltiples formas, y de las más superficiales, como García Márquez universaliza su mensaje y nos transporta, como Melquíades, de una realidad cotidiana a otra, más vasta y profunda.”

[…]

Creo que esta es una novela obligada para cualquiera que tenga un mínimo gusto por la lectura, no por ser la obra galardonada de un Premio Nobel de Literatura, sino porque la historia es tan buena y trascendental que hace que las personas deban saber, por lo menos, que por un descuido se puede llegar a contraer la peste del insomnio y el olvido.

No comments

Mario Hernandez. Con la tecnología de Blogger.

Labels

Declaracion de derechos de autor y anuncio de deslindamiento de responsabilidades

La presente página, su contenido, descargas e imagenes pertenece explicitamente a sus autores originales. Su reproduccion para fines de uso lucrativo no esta permitido. Si esta página ha violado de alguna forma, ya sea parcial o total en su contenido implicito o explicito carateres de derecho legal, con gusto serán removidos de forma inmediata, para ello notifique a: hernandez.v.mario@gmail.com